Press "Enter" to skip to content

Cómo lavar tu ropa técnica de correr

En tu armario, como en el mío, existe una gran variedad de ropa técnica diseñada específicamente para correr. Prendas diseñadas con materiales y acabados que buscan ser cómodos, transpirables, antibacterianos, originales… Equipamiento que requiere un cuidado especial para garantizar que, tras el paso del tiempo y lavado tras lavado, no se pierden sus propiedades.

Sin lugar a dudas, es fundamental seguir las instrucciones del fabricante, las cuales suelen venir especificadas en la etiqueta del producto. A continuación, se detallan una serie de consejos a la hora de lavar nuestra ropa técnica de correr.

Consejos para lavar la ropa técnica de correr

La lavadora del deporte

Ten un cesto exclusivo para la ropa sucia de correr. De la misma forma, lava la ropa técnica de forma independiente (lo que yo llamo la lavadora del deporte). Así, evitarás que los tratamientos, tintes o programa de lavado de la ropa normal puedan afectar a tu ropa técnica.

Lava cada prenda después de utilizarla

Lava la prenda después de cada uso, sobre todo cuando se trata de ropa en contacto directo con el cuerpo. Aunque te parezca que no huele mal o ni tiene signos de suciedad, las sales o toxinas (como el amoniaco) del sudor pueden dañar tu prenda. En mi caso, lavo después de cada uso camisetas (interiores y exteriores), pantalones, ropa interior y prendas de abrigo (Cortavientos, sudaderas…).

Usa un detergente adecuado

Emplea un producto adecuado: jabón o detergente para ropa de deporte con PH neutro. En el mercado existe una gran variedad de detergentes específicos para ropa técnica, diseñados para cuidar el material sintético de la ropa deportiva y eliminar el mal olor de ella.

Usa el programa adecuado de la lavadora. No uses suavizante, plancha ni secadora.

Si tu lavadora es moderna, seguro que dispone de un programa de lavado para materiales sintéticos. En mi caso, el programa microfibras lava a 30º de temperatura y una velocidad de centrifugado de 600 rpm, suficiente para eliminar la humedad de la ropa.

Programa microfibras: 30º temperatura, 300 rpm centrifugado, 1h de duración.

El uso de suavizante, plancha o secadora está terminantemente prohibido.

Lava las camisetas y demás prendas con logos, marcas, grabados o estampaciones del revés, así evitarás su deterioro.

Trata las manchas difíciles a mano

Si tu prenda tiene una mancha de díficil lavado, como sangre, hierba o resto de comida, trátala a mano. Para ello, primero consulta (una vez más) la etiqueta del producto para asegurarte de que no vas a dañarla.

Revisa las instrucciones del detergente para emplearlo en lavado a mano. Diluye la cantidad de detergente que se marque en la cantidad de agua indicada y aplica la mezcla sobre la mancha (el detergente que yo uso marca una relación de 23ml de producto por cada 5l de agua), frotando con un cepillo de cerdas suaves o un cepillo de dientes. Después, introduce la prenda en la lavadora junto con el resto de la lavadora del deporte.

Personalmente, le tengo mucho cariño a casi todo mi armario técnico, así que trato de cuidarlo y lavarlo adecuadamente para que me dure el mayor tiempo posible.

¡Gracias! Si te ha gustado el artículo, comparte.

Compartir en tus redes

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *